La Cueva de los Tayos y la verdad sobre el oro de los dioses y el Padre Crespi.


Quito, 18 de Enero 2013



Fotografía del Padre Crespi.


Mis primeros años de vida transcurrieron en la apacible y poética ciudad Santa Ana de los Cuatro Ríos de Cuenca, nombre español con la cual fue fundada, sobre las ruinas de la ciudad Imperial Inca de Tumipamba[1] o Paucarpamba[2],  cuna de Huayna Capac, hijo de Tupac Yupanqui y una noble cañarí, mucho antes que incas y españoles, los Cañarís la conocían ya como Guapondelig[3].

Es ahí de donde tengo las primeras imágenes de un cura de crecidas barbas y larga sotana negra, el Padre Crespi, quien se destacaba por su entrega y compromiso con los más pobres, lo recuerdo asociado al ruido de su motoneta vespa, la cual los muchachos perseguíamos con alborozo al verla pasar, ya que a gritos nos invitaba a ver viejas películas italianas, en las que él era el traductor, en algunas escenas románticas de su tierra natal, solía decirnos; ellos son hermanitos refiriéndose a los actores y, se quieren mucho con amor filial y se respetan, por eso se besan…era todo un personaje, antropólogo, cineasta, etnólogo, poeta, educador,   recordado con cariño entre la Morlaquia, muchos opinan que el curita fue un verdadero santo de gran sabiduría y existe un comité que está pidiendo su beatificación ante el Vaticano.[4]

Conocí su museo o lo que quedaba, años después del fatídico incendio de 1962, siendo necesario hacer algunas aclaraciones, yo era un niño y lo que más me impresiono fueron las estatuillas sonoras de barro cocido (aerófonos u ocarinas) de las más variadas formas y sonidos, así como grandes monolitos de piedra labrada, maderas talladas y policromadas, planchas de metal de cobre y latón dorado repujado con extrañas figuras, piedras marcadas con signos y asteriscos, que el Padre Crespí explicaba eran parte de una escritura antigua, antes del bíblico diluvio, joyas u objeto de oro o metales preciosos en realidad muy pocos.

El Padre Crespi y objetos de su museo.
 
El interés de relatar estos hechos es que fui un testigo presencial del mencionado museo o colección del Padre Crespí y siempre me indigno que se quiera manipular su imagen relacionándolo con las disparatadas teorías de Juan Moricz, robadas luego por Erich Anton Paul von Daniken de nacionalidad suiza germana y en la cual a base de mucha imaginación y falsificación de la historia,  publica el disparatado libro del Oro de los Dioses, y la gran mentira sobre la gran biblioteca en rollos de oro en poder del cura Crespi y las misteriosas civilizaciones intra o extra terrestre que crearon la Cueva de los Tayos, este bodrio llego a ser un éxito de librerías  a nivel internacional, que alimento los bolsillos de Daniken, para pena de Moricz quien murió pobre, soñando en los millones que perdió, no precisamente del gran tesoro, si no por las ideas que el suizo le plagio.[5]

Esta polémica publicación de ciencia ficción ha sido fuente de una serie de disparatados seguidores de corrientes esotéricas y estrambóticas que pretenden dar una respuesta a las antiguas civilizaciones andinas y amazónicas, con extraterrestres o civilizaciones antediluvianas que con su gran conocimiento nos dieron pensando y construyendo las grandes edificaciones de Mayas, Aztecas, Chimús, Caranquis, Incas. Existe infinidad de publicaciones, videos, fotografías en la web que relacionan a Crespi con extraterrestres, tesoros, fabulosos descubrimientos, llegando al ridículo de afirmar que Crespi en realidad era Adolfo Hitler que sobrevivió a la segunda guerra mundial y se escondió durante el resto de su vida detrás de una sotana…[6]

Casualmente, indagando en viejos y olvidados archivos la conformación de la Sociedad de los Amigos de la Arqueología en el Ecuador, formada por destacadas personalidades a nivel nacional e internacional de mediados del siglo XX, encontré una carta de puño y letra del padre Crespi, ocurrida a poco tiempos del incendio, dirigida al Dr. Antonio Santiana, presidente de dicha Sociedad, contando detalladamente lo sucedido.

Transcribo literalmente la carta para luego realizar algunas observaciones y las respectivas aclaraciones pertinentes, considerando que lo que estamos analizando es un documento verdadero, original e inédito, adjuntamos las copias fieles del mismo.[7]


Carta original escaneada, consta de cuatro carillas.


Transcripción:

Cuenca 2-8-1962

Muy Señores

He recibido sus condolencias por el desastre del Instituto Cornelio Merchán. Hasta la media noche del 19, después de la inspección reglamentaria en los 29 años de existencia del Instituto, todo estuvo en calma. Retirándome a mi sala de estudio a las 12,15 un padre me avisa que hay llamas en el corredor que daba al museo, pronto salía al corredor me di cuenta que por la ventana del patio habían echado una bomba incendiaria. Pronto baje para despertar a la comunidad, llamar a los bomberos; en 5 minutos regresando al lugar del siniestro otras bombas incendiarias fueron lanzadas de la calle en la escalera de madera; en pocos minutos las llamas de magnesio y algodón en polvo, artefactos perfectos usados en la última guerra, perfeccionados envolvieron el techo de la fachada que daba a la iglesia, subiendo las llamas a 30 metros de altura del edificio.

Cuando llegaron los bomberos, no hubo agua y la poca que ponían los vecinos no alcanzaba con la manguera al segundo piso. El museo arqueológico se defendió de una forma heroica. El magnífico salón de los cobres, de las lápidas funerarias con escritura antigua, centenares de objetos de alfarería, en total 5000 objetos se salvo completamente este estando en un salón de cemento armado, el museo de piedras también se salvo casi todo y algunos monolitos de algunos quintales se partieron después del incendio: el último pedazo está bien guardado en un parque y ya se está reconstruyendo, gracias a la oferta generosa del señor Di Capua, ya se improviso otro museo y las miles de piedras intactas figuraran para el 10 de agosto- 

Conclusiones: el gran museo de alfarería y oro salvado todo, el gran museo de cuadros artísticos y esculturas intacto, intacto también el gran museo de cobre y alfarería selecta, salvado el museo de cuadros del corredor en un 80%, quedando por remendar algunos monolitos pesadísimos, salvado todo el museo orientalista de las llamas, pero dañados muchos pájaros por el agua y no pocas aves robadas en una minga 3 días después del incendio, los cuadros artísticos de poco valor se quemaron, digo de poco valor pues en 25 años de exposiciones en el Teatro, apenas me daba cuenta de alguna buena pintura la retiraba de los corredores y la guardaba en un deposito especial que quedo intacto.

Se quemaron las 30.000 tablas, las 2500 bancas, los 1500 pupitres, los 2000 asientos del Teatro, las 300 bancas de la iglesia, los 600 vestidos de los exploradores, la estación trasmisora, las radios, las melodías, el piano, los vestidos para los padres, 5 maquinas de cine y algunas maquinarias del instituto técnico: las paredes están casi buenas, daños 7 millones, pero vivo el entusiasmo para reparar gracias sobre todo al entusiasmo de toda Cuenca y a las voces de aliento de los Amigos de la Arqueología, voces preciosísimas en este momento de desgracias.

Lo poco que se ha perdido ya será repuesto durante el año pues los indios que han traído al museo muchas cosas encontradas ocasionalmente por los antepasados de 8 o 10 generaciones, seguirán enriqueciendo nuestro museo y sacando de la oscuridad otros cientos de objetos, hasta ahora perdidos para la ciencia.
Ruegole saludos y agradecimientos a todos los Amigos de la Arqueología, asegurando que es todo lo que se ha perdido en el  inmenso incendio, casi toda la arqueología se ha salvado.

CORDIALISIMOS SALUDOS
Padre Carlos Crespi
(rubrica)


Laminas metálicas en cobre y laton dorado consideradas replicas realizadas por hábiles artesanos cuencanos.

Descartando algunas teorías como que la que fue un cortocircuito, o que el organista de la iglesia muy inclinado a la bebida de apellido Yagaicela se quedo dormido con la vela prendida…causando el incendio y muriendo en él, bueno fue la única víctima mortal del incendio…y claro a alguien había que echar la culpa y que mejor que al borrachito, otros más desquiciados hablan de un ataque de seres intergalácticos para apoderarse de la gran biblioteca de oro del curita.

Ronda también la hipótesis de un auto atentado, eran épocas finales del disipado gobierno de Carlos Julio Arosemena, quien no ocultaba su admiración por la Revolución Cubana, aunque ese año 1962 por presiones políticas del imperio norteamericano rompió relaciones con Cuba, en esa tiempo comenzaron también las manipulaciones y atentados de la derecha en el país acusando a los movimientos de izquierda de ser sus autores, en 1963 golpe de estado para variar, una junta militar de ingrata recordación remplaza a C.J. Arosemena y comienza la persecución a los movimientos sociales, indígenas, estudiantes, sospechosos de ser simpatizantes de este modelo socialista y ateo.

En la carta se detalla pormenorizadamente los daños del incendio que fueron grandes en las áreas educativas, así como en el cinema y la iglesia, más no tanto de las áreas del museo ni de las colecciones existentes.

En todo caso con colectas locales, nacionales e internacionales los salesianos lograron reconstruir con mejoras substanciales tanto en infraestructura como en implementación, el colegio, la escuela, la iglesia y el museo con las donaciones recibidas, cierto o no fue la gran convocatoria a la solidaridad realizada por Crespi, la que concreto tal obra.

El día miércoles 9 de julio de 1980 se realizó el traspaso del Museo Carlos Crespi al Banco Central contenía: 5.000 piezas de la Colección Arqueológica, 1.187 obras de la Colección Pictórica, 132 objetos de la Colección Escultórica y 266 piezas de la Colección Etnográfica, las cuales ahora deben estar registradas en las bodegas del Ministerio de Cultura del Ecuador, actual custodio de los bienes museológicos del país, muchas de las piezas metálicas fueron descartadas por considerarlas falsas.

Creemos que la reconstrucción de la verdadera historia del Ecuador, se la debe realizar con todo el rigor científico investigativo imprescindible para poseer credibilidad, descartando de una vez por todas las absurdas teorías y leyendas que lesionan nuestra memoria e identidad al negar la población continua así como los recursos técnicos, científicos y culturales, que permitieron la adaptación evolutiva de los grupos humanos originarios que durante más de 15.000 mil años se desarrollaron en lo que actualmente es territorio ecuatoriano, mucho antes del contacto europeo.

GALARDONES OTORGADOS AL PADRE CRESPI

·1923, 3 de noviembre, el Ilustre Consejo Cantonal resolvió por unanimidad premiar al Padre Carlos Crespi con la "Medalla de Oro", por la composición e interpretación de la Marcha Militar intitulada "Tomebamba".

·En 1935 el Gobierno Italiano le confirió una "Medalla de Oro" y el título de Comendador.

·1956, 20 de marzo, el Padre Carlos Crespi fue condecorado por el Ministro de Educación Pública con la "Medalla al Mérito Educativo de Primera Clase".

·1956, 3 de noviembre, el Señor Alcalde de la ciudad lo declaró "Hijo Ilustre de Cuenca".

·1956, 3 de noviembre, "Medalla de Oro al Mérito" impuesta por el Sr. Presidente de la República del Ecuador. En persona quiso colocar sobre su pecho, una preciosa Medalla de oro al Mérito, dirigiéndole los más altos encomios. El Padre Crespi lo agradeció, y luego le dijo: "Excelencia, el P. Crespi no busca Medallas, sino pan, arroz, azúcar para sus niños pobres".

·1956, 7 de noviembre, la Curia Arzobispal de Cuenca lo nombró "Canónigo de la Iglesia de la Catedral Metropolitana", P. Crespi exclamó sonriendo: "Que dirán mis chicos si me vieran con sotana y fajas rojas". No ejerció nunca el cargo correspondiente a este nombramiento.

·1965, 7 de marzo, el Gobierno Militar le entregó la Medalla de Oro al Mérito Educativo de Primera Clase. Dirigiéndose al Ministro de Educación, delante de numerosísimo público, el P. Crespi afirmó: "Mis medallas de Oro son mis muchachos pobres".

·1974, 12 de abril, mediante ordenanza municipal, se dio el nombre de Carlos Crespi a una calle de la ciudad.

·1982, 9 de enero, La Muy Ilustre Municipalidad de Cuenca le declaró "Hijo Adoptivo de Cuenca", con el júbilo de toda la ciudadanía; y el Presidente de la República Italiana le otorgó la condecoración "Al Mérito de la República Italiana", en el grado de Comendador.

·2000, 8 de agosto, Las principales entidades educativas, culturales sociales de la ciudad de Cuenca, le declaran "Cuencano Ilustre del Siglo XX".

·2001, 30 de abril, La Universidad Politécnica Salesiana del Ecuador le otorga el Doctorado Honoris Causa Post Mortem, por su contribución en el campo Humano, Cultural, Social y Científico.

 AUTOR:
Juan José Acosta Salazar
Gestor Patrimonial
PROCULTUR.


LINKS SOBRE EL PADRE CRESPI.

Tayos Gold Library - Father Crespi

The Crespi Ancient Artifact Collection of Cuenca Ecuador

Desmitificando La Cueva De Los Tayos Y El Padre Crespi ... - El Antro

ENIGMA 900: La Cueva de los Tayos

26. Ecuador, Cuenca: la colección Crespi con diseños de los dioses

CENTINELA DEL SENDERO: LA CUEVA DE LOS TAYOS, ECUADOR

EL LABERINTO SECRETO - aranykapu.lapunk.hu

Father Crespi's Curious Collection » Atlantis Rising Magazine

UNIFA - LA CUEVA DE LOS TAYOS ¿INTRATERRESTRES EN ...

Did Hitler escape to Argentina to become Father Crespi ...

La Atlántida Intraterrestre - Taringa!

Cueva de los Tayos Turismo San Juan Bosco Ecuador Sudamerica

El Secreto Ocultado del III Reich - Página 30 - Resultado de la Búsqueda de

Padre Carlos Crespi Croci : "el apóstol de los pobres" : cuencano ...

Continúa el trámite para canonizar al padre Carlos Crespi - DIC. 08 ...

Comité para impulsar la beatificación del padre Crespi - MAY. 31 ...

Causa de Beatificación del Rvdo. Padre Carlos Crespi Crosi



[1] TUMIPAMBA. Llanura del Cuchillo Sagrado. Voz Kechwa.
[2] PAUCARPAMBA: Llanura Florida. Voz Kechwa.
[3] GUAPONDELIG O GUAPONDELEG.  Llanura Grande como el Cielo. Voz Cañari.
[4] Crespi nació en Legnano, Milán-Italia (29-05-1891), vivió durante 59 años en Ecuador, murió el 30 de abril de 1982. desde el año 2002 un comité creado en Cuenca busca su beatificación.
[5] Daniken fue apresado varias veces en Suiza y otros países por estafa y engaño.
[6] Existen varias direcciones en internet sobre esta teoría. Anexamos algunas de ellas al documento.
[7] Actualmente el documento original reposa en los archivos de PROCULTUR.